El suicidio puede prevenirse: cómo capacitarte para ayudar

Taller de Formación de Formadores en Prevención de Suicidio.

Desde sus orígenes, Globalpsy se propuso trabajar en la prevención del suicidio. Visibilizar la problemática, instalarla en la agenda comunitaria y poco a poco, derribar temores aportando datos y herramientas para poder ayudar. En ese contexto, y con el respaldo de diversas instituciones académicas y la participación de los especialistas más destacados en la materia, comenzó la 3ra Edición del Curso “Formación de Formadores en Prevención de Suicidio”, que se extenderá a lo largo de tres encuentros.

Organizado por Globalpsy, el Observatorio de Prevención de Suicidio y Construcción de Resiliencia de la Mesa de Salud Mental de la Universidad de La Plata, el Capítulo de Psiquiatría Positiva de la Asociación Argentina de Psiquiatría y el Capítulo de Suicidología de APSA y la APP, esta primera jornada contó con la asistencia de más de 250 participantes y con las disertaciones del doctor Hernán Alessandria, Marcela Ojea, Fernando Tocho y el doctor Juan José Hernández.

Suicidio: estadísticas y visibilización del problema

La apertura del primer encuentro estuvo a cargo del presidente de Globalpsy, Hernán Alessandria quien dio un panorama respecto de los ejes de la convocatoria y sus alcances, para dar luego paso a los dos oradores del primer módulo: Ojea y Tocho. Licenciados en Comunicación ambos, son los autores del libro “Hablemos del suicidio” hicieron, en sus respectivas ponencias, un análisis descriptivo del contexto en el que se inscribe esta problemática en la sociedad actual.

En primer lugar, Ojea habló sobre la circulación del suicidio en las redes sociales con mensajes tan contundentes como alarmantes. En esa línea, Ojea explicó cómo también los medios de comunicación tradicionales incurren en coberturas tanto erradas como irresponsables. Tocho, en tanto, realizó un análisis de cómo la industria del entretenimiento hace uso del suicidio como objeto de representación en canciones dibujos animados y caricaturas, como si se tratara de un producto cultural más.

Fernández por su parte, hizo foco en la comunidad. Además de ofrecer un mapa con estadísticas regionales, expuso la problemática del suicidio en ámbitos tan cercanos como la familia, la escuela y los clubes para luego describir varios modelos de posvención y acompañamiento para sobrevivientes y familiares.

Claves para la detección precoz

Suicidio: resulta fundamental reconocer las conductas del posible suicida a través de las herramientas de detección precoz.

El eje de la segunda jornada -21 de agosto- estuvo centrado en las herramientas de detección precoz de conductas suicidas, de la mano de dos expertos de reconocimiento tanto nacional como internacional: los doctores Héctor Basile y Juan José Fernández. Basados en su experiencia y profundo conocimiento de la problemática, ambos especialistas hicieron hincapié en la necesidad de la implementación de la “Ley Nacional de Prevención del Suicidio” (N°27.130) promulgada en abril de 2015 pero aún sin ser reglamentada por el Ejecutivo.

Cómo distinguir las señales de un futuro suicida y discriminarlas de aquellas que no lo son; qué herramientas utilizar para trabajar en la prevención del suicidio en el ámbito escolar sin que el mensaje se tergiverse, relación entre bullying y sucidio fueron algunas de las consultas puestas en común hacia el finalizar el encuentro.

El cierre del curso será este sábado a las 17.00 y contará con la participación del Dr. Hernán Alessandria y María de Quesada “La niña amarilla”, fundadora de la organización homónima española que trabaja en prevención del suicidio y en el acompañamiento de familiares y víctimas de esta problemática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *